jueves, 26 de julio de 2007

La regla de los 3 segundos

Este artículo ha sido traducido y adaptado del original en inglés en Fastseduction.

Según la guía de fastseduction la regla de los 3 segundos es la regla más importante para los artístas venusianos. El término fue acuñado por Mystery. La razón de la regla de los 3 segundos es que nos aproximemos a una mujer rápido. De esta manera evitaremos pensar en las posibles malas consecuencias de nuestro acercamiento y tendremos menos dudas. Cuanto más dudamos, más inseguros parecemos y esto las mujeres lo perciben. Además, dudar te pone más nervioso. El nerviosismo es algo que queremos evitar cuando nos acercamos a una mujer. Da mala imagen.

Incluso en el caso de que no se nos ocurra nada para comenzar una conversación, da igual, ¡no rompas nunca la regla de los 3 segundos!Actúa en 3 segundos. Tómalo como una regla por defecto que siempre tienes que respetar. Si no tienes un abridor (opener) preparado o una frase pensada cuando ya estés frente a ella simplente di "¡Hola!". Si actúas en 3 segundos ella percibirá tu atrevimiento, no importa de donde vinieras en ese momento, de donde viniera ella o como os cruzasteis. Ella percibirá tu espontaneidad y decisión y te dará muchos puntos. Si esperas y dudas estarás igual que al principio o peor ya que la imagen que ella tendrá de ti será peor, estarás en una posición más débil. Dudar te dará una peor imagen de ti mismo y provacará que te vengan a la mente posibles malos resultados de la interacción que todavía no se han producido y que por tanto son irreales. Será un nerviosismo añadido completamente innecesario.

Con la regla de los 3 segundos no tienes que esperar a que haya contacto visual, a que te vea o esperar a que se presente. Simplemente ves algo que te gusta y vas a por ello. Por supuesto con la regla de los 3s te estás haciendo un favor a ti mismo. Evitarás ponerte más nervioso, temblar o sudar todo señales de los típicos tios frustrados (TTF o AFC en inglés): falta de confianza, poder, calidad, reafirmación...ser débil frente a una mujer bonita. Incluso si te pones nervioso, a temblar o a sudar cuando ya estás hablando con una mujer, no importanta tanto, esa no fue la primera impresión que se llevó de ti. La primera impresión importa y mucho. Si se hace una primera imagen de ti en la que eres un hombre con confianza y espontaneo sus sentimientos hacia ti serán positivos desde el principio y estos sentimientos positivos repercutirán en ti. Tú lo notarás y te pondrás menos nervioso. Mantendrás a raya esa voz interna que te dice que la cosa va mal y darás una oportunidad a tu confianza para que vaya creciendo.

A pesar de todo la regla de los 3 segundos no siempre se puede aplicar. Por ejemplo, puedes no verla cuando entrar en el local o puede que existan obstaculos reales que eviten que puedas acercarte en menos de 3 segundos. Los 3 segundos comienzan a contarse a partir del momento que la ves y hay camino libre para aproximarse. Cuando llega este momento no hay tiempo para pensar demasiado, ni en si te ha visto ni en nada. ¡Aborda!